noviembre 19, 2010

Siempre nos quedará París

Mucho tiempo sin escribir. Hace más de un mes que estoy en París con mi novio (L). Al principio fue súper difícil volver acostumbrarme a comer. Me dolía el estomago después de cada comida, siempre tenía nauseas al terminar, pero no podía correr a vomitar... incluso, L sospecha de mis conductas, y de vez en cuando aprovecha para hacerme indirectas, aunque yo reacciono siempre de lo más natural y siguiendo la broma.. (ja, ja, por dentro me siento fatal)

En fin, estoy sorprendida porque TENGO APETITO.

SE ME ANTOJA COMER, me gusta, lo disfruto, y como de todo: carnes, pan, quesos. Postres de chocolate.

No quiero pesarme, a veces empiezo a comer y ya no tengo control, quiero más y más, aparte, L disfruta la "buena mesa", siempre son comidas copiosas, completas, platillos lindos.

¡¡¡ Qué irónico, yo sufro cada bocado, detesto la sal, el azúcar, la carne, odio mi debilidad frente a la comida... mientras que el sueño de mi novio es abrir un restaurante !!!

Quiero acompañarlo en ello, pero mis hábitos y el espejo siempre están recordándome otra cosa. Sin ejercicio y sin parar de comer me siento horrenda. Realmente horrible, me da vergüenza escribirlo y aceptarlo públicamente.

Por otro lado, me siento mejor...(ohhhh voy a enloquecer)Si, es cierto, pero debo ACEPTAR QUE ME GUSTA COMER, DEJARMELO CLARO. ACEPTARLO. Ya no me siento ni taaan triste.

Estaré una semana más en París, caminando, acariciando esta ciudad fabulosa, comiendo, probando cosas nuevas... ME SIENTO TAN LLENA DE ENERGÍA.

Leí algo bellísim0, que me repito cada vez que empiezo a sabotearme antes, durante o depués de comer:

MI PESO ES EL AMOR QUE SIENTO POR MÍ

Esto es, no más. Vida sólo hay una. Dejo una de mis fotos de París.

Suerte y un abrazo a quien leyere.

1 comentario:

Katherine dijo...

Me encanta el mensaje de tu entrada: disfrutar las cosas lindas de la vida sin anteponer siempre la silueta a todo lo demas. Este momento no se repetira, estas vacaciones no se repetiran, asi que disfrutalas al maximo y ya adelgazaras cuando vuelvas. Tampoco te digo que te hinches a crêpes pero, que no malgastes esos preciosos minitos al lado de tu novio contando calorias.
Te deseo lo mejor, un beso!